lunes, 3 de septiembre de 2012

HIPOXIA INTERMITENTE Y DEPORTES DE RESISTENCIA AERÓBICA

La hipoxia intermitente se considera también una ayuda ergogénica. Consiste en aspirar cíclica y alternativamente aire con baja concentración de oxigeno, simulando con ello una altitud determinada (desde los0 metrosó nivel del mar hasta los6800 metrosde altitud), con aire presente en la habitación donde se aplica el entrenamiento, que está con una concentración normal de oxigeno. Las sesiones duran como promedio 60 min, y se somete al organismo a 6-10 ciclos de hipoxia en cada sesión de entrenamiento. Cada sesión está controlada por medio de un pulsioxímetro, que registra dos datos claves para individualizar la respuesta adaptativa de cada deportista: la frecuencia cardíaca y la saturación de oxigeno en sangre.

Los beneficios más interesantes para el deportista de resistencia aeróbica podrían ser:



  • mejora de la captación, transporte y difusión de oxígeno a través de la optimización funcional del sistema cardio-pulmonar y circulatorio.


  • mejora de la irrigación sanguínea periférica, creando nuevos capilares, mejorando la acción de la mioglobina y creando una hemoglobina más eficiente en su función.

  • mejora del sistema pulmonar, reduciendo las resistencias aéreas al flujo de aire.

  • mejora del sistema inmunológico, incrementándose los sistemas endógenos antioxidantes del organismo.

  • Mejora de la capacidad de recuperación entre esfuerzos.

 En base a los anterior, y aunque el nivel de evidencia de su eficacia no está totalmente clarificado, podemos recomendar esta ayuda ergogénica no nutricional. De hecho, nosotros la aplicamos con mucha frecuencia en deportistas de resistencia aeróbica en nuestro Centro Médico del Deporte OHP-Reebok, con muy buenos resultados.