jueves, 30 de octubre de 2014

Efecto hipotensivo del ejercicio de fuerza con restricción del flujo sanguíneo

Una única sesión de ejercicio provoca un descenso significativo de la presión arterial post-ejercicio, especialmente en pacientes hipertensos. Este fenómeno se denomina “hipotensión post-ejercicio” y está descrita desde los años 70 del siglo pasado. Entre los mecanismos propuestos para justificar este comportamiento, el papel de los barorreflejos parece clave. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Neto y col, 2014; J Strength Cond Res 17-oct) en el que los investigadores compararon el efecto hipotensivo del ejercicio de fuerza (RE) realizado con y sin restricción del flujo sanguíneo en sujetos jóvenes normotensos, que realizaron 4 protocolos en orden aleatorio: 1) RE de alta intensidad (80% 1RM); 2) RE de baja intensidad (20% 1RM); 3) RE de baja intensidad (20%) combinado con restricción parcial del flujo sanguíneo (BFR); y 4) control. Se valoró la presión arterial durante los 60 min posteriores al ejercicio. Los resultados mostraron que los 3 protocolos disminuyeron la PASistólica, pero solo el protocolo de baja intensidad con BFR disminuyó los valores de PADiastólica, mientras que los protocolos de alta intensidad y BFR disminuyeron los valores de PAMedia. En conclusión, una baja intensidad unida a restricción parcial del flujo sanguíneo se asoció a descensos significativos de la presión arterial en sujetos normotensos.


Este efecto hipotensor post-ejercicio tiene una duración de aproximadamente 24 h, por lo que en hipertensos se recomienda ejercicio diario con el fin de aprovechar esta respuesta fisiológica.

miércoles, 29 de octubre de 2014

Boxeo y lactato

El entrenamiento que sigue un boxeador probablemente convierta a estos deportistas en los más completos desde un punto de vista de mejora de cualidades de la condición física, sin embargo, en cierta manera es un deporte algo estigmatizado y ello se traduce en escasos estudios científicos en relación a su actividad. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Hanon y col, 2014; J Strength Cond Res 17-oct) en el que los investigadores examinaron las respuestas metabólicas sanguíneas de boxeadores de clase mundial implicados en competiciones internacionales. Se obtuvieron muestras de lactato sanguíneo y otras variables bioquímicas después de 3 asaltos. Los resultados mostraron valores de lactato de 13,6 mM con un pH de 7,2 y una PCO2 de 32 mmHg, entre otros valores. Los boxeadores de categoría intermedia (60-64 kg) alcanzaron valores medios de lactato mayores significativamente que los boxeadores más pesados (14,8 vs 12 mM/l). Los resultados indican la necesidad de desarrollar una buena capacidad buffer y de tolerancia a la acidosis en estos deportistas.


Son muchos los deportistas que al igual que los boxeadores deben alcanzar altos grados de adaptación en potencia y capacidad aeróbica (VO2max y Umbral anaeróbico), fuerza resistencia y potencia muscular, potencia y capacidad anaeróbicas, y tolerancia a la acidosis, entre otros. El hecho que algunas de estas cualidades fisiológicas estén aparentemente “enfrentadas”, es lo que hace atractivo el reto del entrenamiento óptimo. 

martes, 28 de octubre de 2014

Red Bull y fatiga muscular

La imagen del Red Bull y de otras bebidas energéticas sugieren la asociación entre su ingesta y el aumento del rendimiento muscular (resistencia y potencia), si bien no hay datos fiables que apoyen esa hipotética relación. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Pai y col, 2014; J Sports Med Phys Fitness 21-oct) sobre los efectos de ingerir Red Bull sobre el rendimiento muscular de resistencia y la fatiga. Los autores distribuyeron aleatoriamente a 20 estudiantes en un grupo experimental (RedBull, cafeína 2 mg/kg) y uno control (bebida isocalórica sin cafeína), y 1 h después de ingerir la bebida todos realizaron un test de fuerza máxima isométrica (MVC) con EMG de los flexores de la mano. Después del test MVC los sujetos sostuvieron una contracción al 75% MVC hasta la fatiga. Los resultados mostraron ausencia de diferencias en los test entre el grupo experimental y el control. Los autores concluyeron que la ingesta de Red Bull no modificó el rendimiento muscular de resistencia y el tiempo hasta la fatiga.


La cafeína es una ayuda ergogénica categoría I, es decir, de efectos probados para mejorar el rendimiento. Las bebidas energéticas (Red Bull) contienen unos 80 mg por lata de 250 ml (~ 1 café) por lo que en la mayoría de los casos la dosis de cafeína está por debajo de lo recomendado como ayuda ergogénica (5 mg/kg). Por otra parte, no está claro que la composición de las bebidas energéticas sea la mejor opción para vehicular la cafeína hasta alcanzar la dosis recomendada de esta.

lunes, 27 de octubre de 2014

Diabetes gestacional y ejercicio

La diabetes gestacional consiste en una alteración del metabolismo de los hidratos de carbono que ocurre durante el embarazo. A diferencia de la diabetes mellitus tipo I, no es causada por el déficit de insulina, sino por la resistencia a su acción debido a los  efectos de otras hormonas. Es la complicación más frecuente del embarazo (prevalencia: 1-3%) y suele manifestarse a partir de las 20 semanas de gestación. Esta alteración se relaciona con complicaciones obstétricas tanto para la madre como para el feto (ej. macrosomías), por lo que su diagnóstico precoz es muy importante. En la mayoría de los casos los niveles de glucosa regresan a la normalidad después del parto. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Cordero y col, 2014; Med Sci Sports Exerc 20-oct) en el que los autores valoraron la eficacia de un programa de ejercicio materno (aeróbico y muscular) en la prevalencia de la diabetes gestacional. Participaron 272 mujeres españolas, de las que 101 participaron en un programa de ejercicio aeróbico y de fuerza, 50-60 min, 3 días/semana. Los resultados mostraron una reducción significativa de la diabetes gestacional en el grupo de intervención.

Aplicar programas de ejercicio en mujeres embarazadas tiene múltiples beneficios, como es el caso que nos ocupa hoy, pero también se puede asociar a efectos no deseados tanto para la madre como para el feto. El correcto diseño de un programa de ejercicio en gestantes pasa necesariamente por conocer: primero, la fisiología de embarazo, segundo, la fisiopatología más relevante asociado a la gestación, y tercero, los efectos de diferentes modalidades de ejercicio sobre la fisiología y fisiopatología de la mujer embarazada y de su feto. “Conocer”, no consiste en leer un par de artículos encontrados en google, sino que pasa por una adecuada formación desde la base (grado) de todos los profesionales que van a tener la responsabilidad del diseño y aplicación de programas de ejercicio, ya sea para iniciar actividad física en mujeres previamente sedentarias, ya sea para continuar una actividad deportiva en mujeres ya activas. A día de hoy, no podemos afirmar que colectivamente esa formación se esté ofreciendo, lo que debería llevar a la reflexión para poner en marcha medidas correctoras lo antes posible.


viernes, 24 de octubre de 2014

Entrenamiento concurrente y VO2

Los estudios sobre cómo enfocar el entrenamiento concurrente desde un punto de vista práctico se suceden continuamente con diferentes enfoques. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Taipale y col, 2014; Int J Sports Physiol Perform 13-oct) en el que se examinaron diferentes respuestas fisiológicas al combinar, con distinto orden (AF y FA), y en la misma sesión entrenamiento de fuerza (F) con entrenamiento aeróbico (A). Los resultados mostraron que realizar la sesión de fuerza antes del entrenamiento aeróbico se asoció con un mayor VO2 durante la carrera tanto en hombres como en mujeres, en comparación con el VO2 consumido realizando la carrera antes de la fuerza. No hubo diferencias, debidas al orden de ejecución, ni en la frecuencia cardiaca, ni en los niveles de lactato.


Más datos sobre las interferencias del entrenamiento concurrente, en este caso mostrando como durante la sesión de carrera el VO2 (gasto energético) fue mayor al realizar antes una sesión de fuerza, lo que estaría indicado en personas que desean aumentar el gasto energético durante el ejercicio. Estos y otros datos muestran que ante la reiterada pregunta ¿qué hay que hacer antes la fuerza o el aeróbico?, no haya una única respuesta, ya que dependerá del objetivo del entrenamiento. La obligación del profesional del entrenamiento es conocer las ventajas y los inconvenientes, y en base a los objetivos marcados, seleccionar el orden de ejercicios más adecuado.

jueves, 23 de octubre de 2014

Fatiga central en corredores “ultratrail”

La fatiga asociada al ejercicio es un tema complejo y multifactorial, y en ese contexto la denominada fatiga central siempre ha nadado entre los diferentes modelos teóricos expuestos por la dificultad de una demostración objetiva (“aún no se han conseguido voluntarios para realizar biopsias cerebrales tras-ejercicio”). Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Temesi y col, 2014; Med Sci Sports Exerc 46: 1166) que ya comentamos meses atrás, en el que los investigadores trataron de determinar la presencia y magnitud de déficit de activación motora voluntaria, especialmente supraespinales, después de una prueba de ultratrail en corredores. Veinticinco corredores experimentados fueron examinados después de participar en una prueba de 110 km, mediante una estimulación magnética transcraneal (TMS) al tiempo de una estimulación eléctrica del nervio femoral. Los resultados mostraron un déficit de activación central (-26%) valorado por TMS indicando que las motoneuronas corticales estaban afectadas en su capacidad de generar estímulos a la frecuencia óptima o en su capacidad de reclutamiento, después de finalizar la carrera.

Interesante estudio que aporta datos interesantes en relación a la denominada fatiga central de los deportistas de resistencia aeróbica, más en su vertiente neural. Aunque se asume en su base teórica por la comunidad científica, aún está por demostrar la denominada fatiga central metabólica ligada a la teoría del descenso de los aminoácidos ramificados (valina, leucina, isoleucina, -BCAA) en plasma, con la consiguiente facilitación de entrada de triptófano al SNC y el aumento de los niveles de  serotonina que provocaría fatiga central. La recomendación de suplementación con BCAA (6-10 g/h) durante las pruebas de resistencia aeróbica está ligada a la posible prevención de esa fatiga central metabólica, algo que a día de hoy aún no se ha demostrado definitivamente.



miércoles, 22 de octubre de 2014

Economía de carrera en corredores eritreos y europeos de elite

Los atletas africanos dominan en fondo mundial desde hace años, y los investigadores tratan de aportar datos sobre las características de estos atletas que los hacen tan superiores al resto. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Santos-Concejero y col, 2014: Int J Sports Physiol Perform 13-oct) cuyo objetivo fue determinar si características biomecánicas como el tiempo de contacto en el suelo, longitud y frecuencia de zancada contribuyen a la excepcional economía de carrera de estos atletas africanos. Los resultados mostraron que los atletas europeos tenían mayores valores de VO2max (77,2 vs 73,5 ml/kg/min), pero los africanos manifestaban mejor economía de carrera. No hubo diferencias entre grupos en el tiempo de contacto con el suelo, longitud o frecuencia de zancada a diferentes velocidades de carrera (17, 19 y 21 km/h). Este estudio muestra que los corredores eritreos tienen mejor economía de carrera que los europeos, no relacionándose con los factores biomecánicos analizados, por lo que otros factores deben contribuir a las diferencias observadas en la mejor economía de carrera.


La economía de carrera, es junto con el VO2max y el umbral láctico, los tres pilares en los que se apoya el rendimiento del corredor de resistencia aeróbica. Dado que el VO2max es escasamente modificable, los entrenadores centran sus esfuerzos tanto en la mejora del umbral láctico como de la economía de carrera, manteniendo los niveles de VO2max.